020/12/2019

Esta semana el precio medio ponderado de los productos hortofrutícolas locales es de 1,50 €/kg, cuatro céntimos más que la semana anterior.

Por familias observamos alzas en las frutas y en las papas, frente al descenso de las hortalizas.

La mayor entrada de papa negra como consecuencia de la demanda navideña ha desplazado el valor ponderado del precio de los tubérculos al alza.

De igual modo también vemos que se ha buscado ofertar más aguacate en estas fechas pensando en conseguir mejores cotizaciones, aunque en este caso la oferta ha superado a la demanda y en consecuencia el precio ha descendido, no obstante las altas cantidades comercializadas han provocado un incremento del precio ponderado de las frutas.

De nuevo las papayas bajan sus precios hasta valores muy atractivos, como los 0,60 €/kg de este viernes.

En hortalizas sí hemos de destacar varios descensos en cotizaciones como el de los calabacines alcanzando 2,10 €/kg, debido a la entrada de producto procedente de la península. Aun así un valor muy por encima del que suele ofrecer en esta época.

Las cebollas blancas, a pesar de no haber mucha oferta, su demanda viene mermada por la competencia con el producto peninsular, con ello disminuye su cotización hasta 1,50 €/kg.

Sin embargo la coliflor y el brócoli alzan sus precios ligeramente en esta última jornada debido a que las temperaturas frías hacen que aumente su demanda, resultando muy atractivo el valor de 1,10 €/kg para las coliflores.

En la habichuela, tanto plana como redonda, observamos que esta semana no está siendo muy propicia para su venta ya que a pesar de no haber un gran volumen ésta no ha tenido muy buena salida, en consecuencia bajan de precio hasta los 2,20 €/kg.

Se viene notando el frío en el desarrollo de las lechugas y de ahí que ahora comiencen a incrementar su precio ligeramente, aunque éste continúa siendo muy atractivo (0,90 €/kg).

En resumen, la llegada de las navidades ha incrementado la oferta de algunos productos como el aguacate y las papas negras, mientras que el frío ralentiza muchas producciones y varía los hábitos de consumo en favor de cocidos y platos de cuchara.